Predicar sin el ejemplo

A veces me da la risa, otras indiferencia y otras pena.

Te dicen que te quedes en casa, que si no te quedas en casa eres un irresponsable, y luego, los que dictan las normas, se las saltan y se las saltan porque se sientes los jefes, los amamos.

Son los amos, las amas y los ames, entonces, hacen justo lo contrario a lo que te dicen que hagas.

Ya sabes la solución, o no.

En mi casa me decían que leyera, pero nadie leía.

Me decían que no fumara, se fumaba.

Te dicen que no corras con el coche, pero te venden coches de màs de 600 caballos.

La vida es así, es lo que hay.

Nosotros invertimos en publicidad online.

Amortizamos cada euro invertido convirtiendo ese euro, en clientes para tu negocio.

Por eso predicamos con el ejemplo, esa es la manera màs eficaz de conseguir buenos clientes.

Clientes buenos.

Digitaleshoy

PD: arriba los detalles.

PD: Último mensaje antes de el email que cambiará el rumbo de las felicitaciones navideñas mundiales.

Creo en ti, Creo en mi, Creo en Sale Systems

Creo en lo inmaterial como forma de acercarme a lo espiritual. Creo en lo material como medio para crearme una vida mejor. Creo en la honestidad como una moneda que te devuelve, cara. esa cara , es la cruz de la mentira y la deshonestidad. Creo en el trabajo bien hecho como filosofía para generar

Leer más »

La Bella Durmiente. Duerme.

El otro día, sin ir ni más lejos ni más cerca me cruce con un tipo encogido y con los ojos pegados, iba abrigado, parecía muerto frío.   10:00 de la mañana y 23 grados.   Ni frio    Ni temprano.   Ni era ni un vagabundo ni un trotamundos.   ¿Qué pasa?   Porque hay cada

Leer más »

Estás solo al 50% de tu valoración

Si dependes del pela patatas, cuando te falte no vas a saber pelarla. Que tu vida, no dependa nunca de nada y si ves que podría depender en un…. 50% o màs, aprende a hacerlo por ti mismo.

Leer más »

Sobre el autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio
Ir arriba