Me quedé en mi isla

Tabla de contenidos

Lejos del ruido, lejos de la lejanía, del verso de las almas sin alma.

De rostros sin rostro, de risas de maniquí, lejos de la perfección.

Me quedé en mi isla.

Lejos del miedo, del miedo a decir no, del miedo a ser yo mismo, lejos de tener miedo del miedo.

Lejos de tener por tener.

Decidí quedarme en mi isla

Cerca de ser, de estar, cerca de las viejas almas habitadas en mil cuerpos.

Cerca de mi mellizo, de mi tierra, cerca de lo que quiero, lo único que necesito.

5/5
Pablo Horcajuelo Muñoz

Pablo Horcajuelo Muñoz

Consultor de Marketing digital, ayudo a las empresas a ser visibles en Internet, conseguir tráfico cualificado y aumentar sus ventas.

Entradas Relacionadas

Suscríbete a mi sitio

Asóciate con aquellos que te harán mejorar. El proceso es mutuo, pues la gente aprende mientras enseña -SÉNECA-

Reparte y comparte si te ha gustado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres saber cuál es la visibilidad de tu web?

Scroll al inicio
Ir arriba