El deseo inconfesable que no es comer, ni beber, ni dormir, ni reproducirme

Vivo en un barrio tranquilo de Madrid, mi ventana da a la parte de la piscina de mi urbanización.

El otro día, asomado en la ventana de mi casa escuché a un vecino hablar del nuevo deportivo que se había comprado.

Lo describía también, que me dieron ganas de comprarme uno.

Rojo, era rojo, caballos más que en el hipódromo, las llantas màs grandes del mundo, sólo le falta volar, decía.

El vecino dibujó en mi cabeza el deportivo con su descripción.

Cuando empecé a escribir los newsletter los escribía por varias razones.

Por escribir
Para aprender a escribir mejor con la práctica diaria
Para probar
Para saltar

Que no.

Mentira todo.

Todo mentira.

En realidad, la verdadera motivación, al igual que el vecino de mi urbanización, es la que tenemos todos desde el principio de los tiempos.

El deseo de ser aceptado, de ser apreciado, valorado, de reconocimiento de tener su atención de sentirnos importantes.

Nadie lo dice, pero es universal, no hay más que ver lo que se hace por un like, por un gesto de aprobación.

Necesitamos aprobación y la estima de los demás y eso guía gran parte de lo que compramos, hacemos o decimos.

Esa es la motivación más profunda del newsletter semanal y aunque me JO…. que también, veo aplausos y aprobación, admiración…

Y si miro más profundo, el dinero también hace su aparición, también hay una motivación monetaria en esto, pero eso no me JO….

Eso es la vida misma.

Tengo una agencia de marketing digital que lo mismo puede ayudarte a escarbar en las necesidades ocultas de tus clientes para que compren tus productos y servicios.

Escarba en las necesidades de tu cliente

PD: Arriba los detalles para más información

Creo en ti, Creo en mi, Creo en Sale Systems

Creo en lo inmaterial como forma de acercarme a lo espiritual. Creo en lo material como medio para crearme una vida mejor. Creo en la honestidad como una moneda que te devuelve, cara. esa cara , es la cruz de la mentira y la deshonestidad. Creo en el trabajo bien hecho como filosofía para generar

Leer más »

La Bella Durmiente. Duerme.

El otro día, sin ir ni más lejos ni más cerca me cruce con un tipo encogido y con los ojos pegados, iba abrigado, parecía muerto frío.   10:00 de la mañana y 23 grados.   Ni frio    Ni temprano.   Ni era ni un vagabundo ni un trotamundos.   ¿Qué pasa?   Porque hay cada

Leer más »

Estás solo al 50% de tu valoración

Si dependes del pela patatas, cuando te falte no vas a saber pelarla. Que tu vida, no dependa nunca de nada y si ves que podría depender en un…. 50% o màs, aprende a hacerlo por ti mismo.

Leer más »

Sobre el autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio
Ir arriba